¡Hola! Soy Karla, y también soy mamá...

Y como mamá sé lo mucho que nos esforzamos por hacerlo bien y porque nuestros peques guarden los mejores recuerdos de su niñez.

 

Que damos todo porque nuestras princesas estén siempre hermosas, no sólo para la foto, sino porque cuidarlas y dedicarles tiempo al peinarlas es un acto de amor y eso nos hace sentir que somos la mejor mamá del mundo! porque en verdad lo somos!

 

Uno de los recuerdos más felices que guardo de mi niñez es que todos las mañanas me preguntaban como quería ir peinada a la escuela y además podía elegir algún lazo o moño, lo que para mí significaba la varita mágica con que el hada convertía a cenicienta en princesa, y así empezaba mi día... 

Por ello creo en el poder de los objetos tan simples como un moño o lazo, que nacen con y para dar amor, y en ese vínculo único madre e hija que se va formando a través de los momentos compartidos. 

 

No hay forma más genuina de mostrar amor que cuando una mamá peina el cabello de su hija con paciencia y la hace sentir especial con un lazo; es ése mágico instante en el que se convierte de cierta manera en su hada madrina.

41827715_10156833185916289_1705976081011441664_n_edited.jpg

Me hace muy feliz enmoñar a bebés y a niñas con mis accesorios, y saber que mis bows son capaces de permanecer en su recuerdo; y al pasar el tiempo, la trasladen a un momento mágico y feliz de su niñez.

Vivo en Monterrey y soy mamá de 3 pequeños, te cuento un poco sobre cómo nació The Bow Planet.


Uno de los recuerdos más felices que guardo de mi niñez es que todos las mañanas me preguntaban como quería ir peinada a la escuela y además podía elegir algún lazo o moño, lo que para mí significaba la varita mágica con que el hada convertía a cenicienta en princesa, y así empezaba mi día... 

Si bien, elegí ingeniería como profesión, fue hasta que me convertí en mamá, allá en el 2010, que mi lado creativo despertó y empecé haciendo moñitos para niñas.

A mediados del 2016, debido al trabajo de mi esposo, nos mudamos a la Patagonia Argentina, después a Buenos Aires.

Fue hacia finales del 2018 que dejó de ser un hobby, al fin me animé y nació lo que hoy es The Bow Planet: un planeta de Moños!!!

Como mamá de 2 chiquitas comparto el sentir y lo que pensamos al momento de comprarles accesorios a nuestras peques: ¨prefiero la calidad y el detalle de las cosas y no algo que se le despegue en la primera puesta¨.

Y precisamente esas son las características que ofrezco en mis moños: que sean modernos, llenos de color y muy muy bien reforzados, para que puedan ser usados por mucho tiempo por tu pequeña sin desarmarse, e incluso pasen de hermana a hermana.

 

En diciembre de 2019 mi familia y yo regresamos a México, volví a empezar, esta vez no desde cero pero sí a conocer los gustos de mis nuevas clientas, y a buscar espacios donde ofrecer mis productos.

 

Al principio hacía entregas personales en puntos medios de la zona metropolitana de Monterrey, luego empezaron a llegar más y más pedidos de diferentes partes del país, y en plena pandemia me animé a lanzar esta tienda online.

En Octubre de 2021 quedó oficialmente registrada la marca y eso me inspira y motiva a seguir creciendo, creando, escribiendo, tomando fotos bonitas, y todo lo que conlleva ser una #mompreneur....


Bueno, ahora ya conoces un poco más sobre quien está detrás de la marca The Bow Planet. 

Cuéntame  ¿Coincidimos en algo?

Por si quieres conocer una parte más íntima sobre mí...

Aquí te cuento 6 cosas un poco más personales

Siempre he sido un
poco "nerd".
Me gusta leer, escribir
y estoy buscando
aprender cosas nuevas
todo el tiempo.

Soy súper súper
pero súper
fan de Luis Miguel desde los 11 años y me gusta mucho 
trabajar escuchando su música.

Soy introvertida, se me dificulta iniciar conversación con desconocidos y mostrarme en videos o redes es algo que me saca de mi zona
de confort.

Ser mamá me ha
ayudado a ser menos perfeccionista y exigente conmigo misma.
Me enseñó que es mejor
una acción imperfecta que no actuar hasta no tener todo bajo control.

Casi nunca me meto en una alberca o al mar, me gusta ir a la playa pero no me gusta la arena ni el sol, disfruto del sonido del mar, verlo, tomar un poco de sol y hasta ahí...

Antes de este emprendimiento trabajé en calidad automotriz, fui maestra en la facultad de ingeniería, tuve un negocio de venta de vestidos de noche y otro de tarjetería personalizada. De todos he aprendido que el servicio al cliente es mi mayor fortaleza.